+34 663 797 799 hola@zonadeconfort.cat

Habitación pequeña, ideas grandes

Hoy en día los pisos son cada vez más pequeños, sobre todo cuanto más grande y cosmopolita es la ciudad. Tener una habitación con pocos metros cuadrados es habitual, pero no es razón para crear un espacio moderno y acogedor.

Has de tener en cuenta que la principal misión de un dormitorio es dormir, no hacer de trastero. Si no olvidas esta premisa será fácil priorizar tus decisiones. Hoy te damos diez sencillos consejos para ganar a los metros con estilo y buenas ideas.

Consejos para ganar espacio

Los colores claros mejoran el ánimo

Pintar las paredes de blanco nos aportará mucha luz y eso nos da la sensación de amplitud. La luz siempre es el mejor aliado para ganar ese efecto de lugar espacioso. Puedes utilizar otros colores aparte del blanco, pero que sean siempre claros. Eso si, no te recomendamos usar ningún color oscuro ni para crear un cromatismo diferente pintando una pared sola.

Una cama grande es muy buena opción

Al contrario de lo que podría parecer poner una cama grande da la sensación de espacio grande, aunque en teoría quede más apretado. Nuestro subconsciente se queda pensando que si cabe esa cama, la habitación no puede ser tan pequeña. Tiene otras ventajas como la felicidad que te dará pensar que, aun y el espacio reducido, tienes la cama que querías y esto hace mucho.

Tu mejor aliado es una cama canapé

Dispones de poco espacio, pero lo necesitas aprovechar al máximo. Un canapé es un armario en horizontal donde podrás guardar casi cualquier cosa, no lo dudes, es un must. Además, los canapés están de moda y puedes encontrar el modelo que más encaje con tu decoración.

Espacios libres y puertas correderas

La vida no está como para poner más trabas. Siempre que puedas elige armarios con puertas correderas, ganarás espacio y mucha comodidad. Piensa que puedes dejar las zonas de paso un poco más ajustadas  y nunca te encontraras una puerta en medio de tu paso. No pienses solamente en los grandes armarios, todo puede llevar una puerta corredera.

Las paredes llegan hasta el techo

Saca el máximo partido a las paredes. Busca armarios que lleguen hasta el techo, esto es lo más básico que debes hacer. Pero también puedes llenarlas con estanterías o cajoneras. El concepto clave es liberar el suelo, ganas con sensación de espacio y comodidad. Siempre sin pasarse, no vale rellenar todas las pareces de armarios, pero el que pongas que esté bien aprovechado.

El cabezal, el alma de la fiesta

Saca el máximo partido a tu cabezal. Busca una pieza que tenga una doble misión. Puede albergar cajones, o espacios verticales de almacenaje. Puede hacer las veces de mesita de noche. Un cabezal grande es decorativo, intenta que sea atractivo. Puede ser bajito, tal vez tengas una ventana en esa pared, entonces hazlo de lado a lado, surgirá un efecto igual. Por un lado, atraes la atención a un punto “lejano” de la habitación, creando sensación de espacio y por otro consigues reducir muebles aprovechando el espacio.

No sin mi espejo

Este truco nos lo conocemos todos, pero no hay que olvidarlo, es casi una obligación. Los espejos reflejan el espacio y generan la ilusión de una habitación más grande. También nos dan más luz y alegría al entorno. Por no olvidar las ventajas de saber, de antemano, como sales a la calle vestida y que es una pieza de decoración que siempre queda bien.

La ley del doble sentido

Aprovecha hasta el último milímetro de tu habitación. Haz que todos tus muebles sirvan para todas las funciones posibles, es decir, almacenar. Una mesita de noche, que se pueda rellenar. ¿Qué te cabe un arcón? Pues este sirve para muchas cosas, también de mesita o taburete.

Que las cortinas no te tapen la imaginación

Todos sabemos que las cortinas son útiles y más si vives en un país nórdico o anglo-sajón. Pero aquellas de colores oscuros o tejidos muy gruesos cargan mucho el ambiente y hacen pequeños los salones. Pueden quedar bonitas, pero mejor reservémoslas para la mansión de Downtown Abbey.

Escoge telas ligeras, de colores claros y sencillos. Con esto contribuyes a un espacio más etéreo y sin cargas mentales, te parecerá más grande y acogedor.

Menos es más

Este tip sirve para todo en la vida, pero en el caso de una habitación pequeña es crucial. No cargues la decoración. Utiliza solo las cosas útiles. Busca un objeto que decore, una mesita, un arcón, un armario, etc. Siempre que puedas que tenga doble uso. El resto, fuera. Ganas espacio, aire y frescura.