+34 663 797 799 hola@zonadeconfort.cat

Vivir con mascotas es genial, los que conviven con ellas las aman con locura hasta el punto de convertirse en un miembro más de la familia, pero tiene su lado oscuro, no dejan de ser animales y hay que adaptarse a sus necesidades.

Escoger muebles a prueba de gatos y perros

Los animales no han evolucionado para la vida en un piso moderno y aunque ellos no lo quieran, existen algunos inconvenientes. En la mayoría de los casos se trata de perros y gatos. Estos suelen ser los animales de compañía por excelencia, son cariñosos, leales y en general, adorables. Tanto perros como gatos son animales con pelos y suelen ir dejando un vistoso rastro allá por donde habitan, un sofá es un lugar muy apetecible para hacer una cabezadita. Pero no solo con pelos toca lidiar, arañazos, mordidas, olores, restos de barro y suciedad y todo tipo de manchas en general pueden ser un gran handicap.

Aunque la convivencia conlleva algunas inconveniencias, también tiene muchas ventajas. La mejor opción es quererlos con locura y adaptar un poquito el espacio a sus necesidades para hacerlo todo más fácil. Si elegimos con precaución el sofá adecuado, reduciremos mucho su impacto, hasta el punto de no llegar a ser una molestia.

Telas sintéticas, lo mejor para las mascotas

Los sofás de microfibras son un gran aliado en estos casos. Son materiales muy resistentes, ideales para soportar arañazos, mordeduras y golpetazos, todo en su justa medida, pero mejor que otros tejidos. En la lucha contra los pelos también son buenos aliados pues resulta fácil limpiarlos, no se adieren tanto. Además, si los quieres lavar, siempre se pueden lavar a mayores temperaturas, es decir, mayor desinfección.

Las telas jaspeadas resultan muy útiles en cuanto a disimular pelos y suciedad. En una tela lisa se notan más las manchas, incluso si las limpias pueden aparecer rodales blancos.

 

El sofá de piel, un recurso a estudiar

Los sofás de piel son elegantes y están de moda, son fáciles de combinar y quedan muy bien en la mayoría de casos. Pues bien, este tipo de tapizado tiene una gran ventaja, los pelos no son problema. En los sofás de piel no se quedan enganchados los pelos. Para limpiarlo solo necesitas pasar el aspirador y en pocos minutos, de forma muy sencilla, tendrás el sofá como nuevo. 

Un sofá de piel tiene más ventajas, es muy resistente. Ofrece una vida larga y no hay problemas de rozaduras. Únicamente tienen un puto débil, si tu mascota le gusta rascar mucho los muebles, entonces esta no es tu opción. Los arañazos dejan marcas irreparables, todo depende de tu mascota preferida.

 

El color y los animales

El color puede ser un factor muy importante para el entendimiento con tu animal. La lucha contra los pelos es muy dura, pero si estos no se ven resulta más fácil. Si eliges una gama cromática similar a la del animal te facilitara mucho la existencia. Piensa que los colores muy claros o muy oscuros serán los que dan más problemas.

Escoge colores intermedios, cercanos al marrón y los tostados. Utiliza de guía el color de su pelo y tendrás el éxito asegurado. Estos colores encajan muy bien en diferentes estilos de decoración. Este recurso te resultará fácil, cómodo y muy práctico.

 

Materiales no aptos para mascotas

Lamentablemente, hay tapizados que no encajan con el mundo animal, estos suelen ser los naturales. El algodón se puede manchar con facilidad, más si optamos por colores claros. También es demasiado amigo de los malos olores. La seda es extremadamente delicada, aunque muy elegante. Este material se raspa y se mancha son suma facilidad. Y el lino tiene un comportamiento similar a la seda. Los terciopelos pueden resultar un imán para los pelos y un infierno para su limpieza. El terciopelo es difícil de limpiar y muy fácil de estropear las fibras dejando señal visible.

En Zona de Confort tenemos mucha experiencia en sofás de todo tipo y disponemos de una amplia oferta de tejidos. Acércate a nuestras tiendas en Tortosa y Vinaroz donde te podemos aconsejar con mayor precisión estudiando tu caso con detenimiento.