+34 663 797 799 hola@zonadeconfort.cat

Puede que tu hogar tenga un salón pequeño, pero sabes que vas a hacer de él un sitio que brille con luz propia. El salón, en muchos casos salón comedor, es el centro de la vida en una casa. Seguramente que será donde pases más horas, sea el centro de ocio, recibas a tus visitas y comas en él, está claro que ha de ser un lugar principal y te has de sentir a gusto.

Tener poco espacio no es una complicación, más aún piensa en las ventajas, si lo haces bien resultará muy cómodo y acogedor. Un espacio pequeño tiene menos objetos por tanto menor gasto. Es más fácil y rápido de limpiar. Tópicos a un lado, disfruta decorando a tu gusto porque el resultado será extremadamente gratificante. Tú casa, tus normas.

Estudia tus necesidades

Cuando disponemos de espacios limitados lo primero que deberíamos de hacer es estudiar tus necesidades. Esta es una de aquellas situaciones donde deberás priorizar para optimizar. Una de tus máximas ha de ser menos es más, aunque esto sea cierto con un piso grande o pequeño.

Lo primero que deberías de plantearte es ¿cuántos sois en casa?, adapta tus muebles a la cantidad justa y olvídate de los por si acasos, el día de visitas ya encontrarás soluciones. Continúa respondiendo a ¿qué actividades realizas en el salón?. Puede que necesites mucho espacio para comer y necesites una mesa grande con sillas o por el contrario pueda ser más pequeña y dejar espacio para el sofá.

Consejos de decoración

Empieza centrándote en los muebles grandes. En tu caso un sofá y una mesa. Sé consciente de tus necesidades, mide correctamente el espacio y ponte a la búsqueda.

Para el sofá te recomendamos que no abuses. Tal vez con uno de dos plazas sea suficiente. Busca que el sofá se vea ligero, ese efecto lo conseguirás si tiene los reposabrazos estrechos, con un respaldo bajo y con patas finas, que circule el aire. Puedes acompañarlo de muebles auxiliares como un puff o una otomana que te servirán para todo, acoger un invitado, estirar los pies o de mesita auxiliar.

Las mesas cuadradas siempre son más fáciles de encajar. Busca y pregunta, encontrarás mesas extensibles que se ajustaran a tu espacio y te darán ese plus de adaptación a cada situación que tanto necesitas.

Completa tu salón

Ten en cuenta que quieres vivir en tu salón, no montar un almacén. No satures el espacio con decoración. Deja espacios abiertos, en la medida de lo posible, piensa en un espacio diáfano, sin separaciones, estilo loft neoyorkino. 

Utiliza técnicas que permitan ensanchar el espacio y te ayuden a dar sensación de amplitud. Coloca cuadros en alto, así atraerás la atención hacia arriba y tendrás mayor sensación de altura.