+34 663 797 799 hola@zonadeconfort.cat

El sofá es el centro de atención en el salón, el mueble más importante dada su alta usabilidad y por todo esto, un condicionante muy importante en nuestra decoración. ¿Eres de los que creen que con comprar un sofá ya tienes el salón decorado? Pues lamentablemente ese tan solo es la mitad del trabajo. Decorar el sofá es una parte muy importante del entorno agradable y acogedor que queremos generar en nuestro salón.

Ideas para decorar el sofá

El sofá es la pieza central de un salón y este debe lucir cuál diva de cabaret, pero todo ha de mantener una armonía, ha de ser una elegante danza entre muebles. Así que para encontrar la mejor decoración, esta debe ser acorde con el resto de elementos del entorno. El estilo, los colores e incluso las dimensiones han de ser armónicas. El sofá ha de ir a juego con los colores, las cortinas, los muebles auxiliares, alfombras, accesorios… todo lo que le rodea.

¿Como mejorar la decoración del sofá?

Hoy te damos unas cuantas ideas para decorar tu sofá y conseguir ese efecto de salón realmente acabado.

      • El cojín es tu mejor arma en esta batalla. Utiliza cojines, pero con moderación, ¡no hagas tal montaña que no se vea el sofá! Adecua el tamaño del cojín a tu sofá, aprovecha si tienes espacio para utilizar cojines grandes. Si tu sofá es más ajustado, pues entonces búscalos de tamaño más pequeño.
      • Adecua los tejidos de tu salón a los del sofá. Busca cierta coherencia, colores claros, sofá claro, colores oscuros, sofá intenso.
      • Elige un estilo para el conjunto. Cuando te imagines el espacio hazlo en conjunto, no por partes. Así, si te gusta una decoración más nórdica, optarás por formas sencillas y tonos claros. Si tu salón es más moderno puedes elegir un sofá de colores más vistosos. Por último, con unos muebles más clásicos, busca un sofá más tradicional, tal vez uno de piel encajará bien.
      • Si tu sofá es de colores claros, combínalo con complementos de colores más intensos. Utiliza cojines o mantas de color rojo, amarillo o naranja.
      • Los sofás lisos combinan muy bien con complementos de con algún motivo. Utiliza cojines a rayas, cuadros o con decoración de diversos colores. Además de romper la monotonía, aportarás color.
      • Las mesas auxiliares también son parte del conjunto. Utiliza una mesa delante del sofá. Las circulares u ovaladas quedan muy cuquis, pero ten en cuenta que aprovechas peor el espacio. Si no te sobran los metros opta directamente por una rectangular o cuadrada, será la opción más práctica. No olvides combinar los colores de la mesa con los del sofá. Una buena opción es contrastar mesa y cojines con sofá.
      • Utiliza plantas para cambiar el conjunto. Ubicadas con premeditación, al costado del sofá o una pequeñita en una mesita auxiliar pueden servir para contrastar colores. A un sofá de tonos neutros le irá muy bien un punto de color verde.
      • Juega con las luces. Las lámparas de pie son un elemento decorativo de primer orden, no hay mejor sitio que al lado del sofá de una butaca. Crea un ambiente con luz indirecta y verás como mejora la percepción del entorno.
      • Combina un sofá con una butaca, si tienes espacio, ¿por qué no?. Cierra el conjunto con el complemento estrella, una butaca a juego con el sofá.